Pasar al contenido principal
I SIMPOSIO INTERNACIONAL ‘LOS HOMBRES Y LOS ANIMALES’

Rubén Amón: “la sociedad del bienestar ha llevado al extremo patológico la sensiblería"

La frase del periodista y escritor Rubén Amón fue pronunciada en la ponencia que ofreció el 29 de marzo en el Senado, durante el I Simposio Internacional ‘Los hombres y los animales’, que organizó la plataforma Los Hombres y los Animales en su Sitio.
Simposio_Internacional_Senado_G I Simposio Internacional ‘Los hombres y los animales: un debate de sociedad y una cuestión de derechos’.

Pero no fue sólo Rubén Amón quien acudió al Salón Europa del Senado el pasado viernes, ya que el I Simposio Internacional ‘Los hombres y los animales: un debate de sociedad y una cuestión de derechos’ reunió a más de veinte ponentes de primer nivel (profesores y catedráticos universitarios, pensadores, periodistas, ingenieros, abogados, jueces, veterinarios, escritores, cocineros, médicos…) que acudieron a la llamada de la plataforma Los Hombres y los Animales en su Sitio, que preside Miguel Cid Cebrián.

Foto de familia del I Simposio Internacional 'Los Hombres y los Animales'.

Agrupados en cuatro mesas de debate con sus respectivos moderadores, en un Salón Europa del Senado que estaba prácticamente lleno al comienzo de la jornada, los ponentes, en turnos de diez minutos que trataron de cumplirse de manera escrupulosa, fueron analizando la temática del Simposio desde sus diferentes especialidades, lo que supuso, entre otras cosas, el desmontaje claro y contundente de los movimientos animalista y vegano.

Presentación a cargo del presidente del Senado

De izquierda a derecha, Miguel Cid, Pío García-Escudero y François Zumbiehl.

Pero antes de las mesas y ponencias, y tras la entrega de la documentación, fue el momento de presentar este Simposio, presentación que corrió a cargo del presidente del Senado, Pío García-Escudero, del presidente de la plataforma Los Hombres y los Animales en su Sitio, Miguel Cid, y del escritor y doctor en Antropología François Zumbiehl, quienes ofrecieron las líneas maestras de lo que a continuación iba a tener lugar y que están recogidas en el siguiente vídeo.

Hombres y animales, ¿un cambio de sociedad?

Ponentes y moderador de la primera mesa.

Éste fue el nombre de la primera mesa de debate, moderada por François Zumbiehl y en la que intervinieron, por este orden, José Manuel Errasti, profesor de Psicología de la Universidad de Oviedo, con la ponencia ‘La construcción emocional de los animales en la sociedad moderna’; Francis Wolff, profesor emérito de Filosofía en l’Ecole Normale Supérieure de Francia, con ‘El movimiento animalista: una utopía generosa y peligrosa’; André Viard, presidente del Observatorio Nacional de las Culturas Taurinas de Francia, con ‘Monoteísmo, materialismo y antiespecismo’; Ángel Martín Vicente, profesor de Ecología de la Universidad de Sevilla, con ‘Hombres y animales, una visión desde la Ecología’; Santiago David Domínguez, doctor en Historia y Arqueología y experto en etno-arqueología de caza y recolección, con ‘Cazar no es matar: ética y deontología en una afición’; y Carlos Ruiz Villasuso, periodista y escritor, con ‘El ser humano: un animal en peligro de extinción’.

 

Aunque recogemos en vídeo buena parte de las intervenciones, podemos destacar que el profesor Errasti comentó que, a diferencia de hace unos años, a una pregunta a sus alumnos sobre quién prefieren que muera en la plaza, ¿el toro o el torero?, ahora sus estudiantes se decantan mayoritariamente por el torero. También señaló que el “paradigma del animal en la ciudad es la mascota” y que “Disney dibujó a los humanos como animales”, habiéndose creado en la actualidad un “dualismo entre antianimalistas y animalistas”.

 

Por su parte, el profesor Wolff dejó claras algunas ideas, como que “lo animalitario ha engullido lo humanitario”, que “el animalismo nada tiene que ver con el ecologismo”, que “la caza deportiva conserva los hábitats y las especies” y que “los animales son los nuevos proletarios del capitalismo” para el animalismo, que no es otra cosa que la “animalización de la radicalidad”. Para Viard, “la liberación animal provocaría una desigualdad respecto al ser humano porque el antiespecismo es igual a antihumanismo”, además de apuntar que “la tasa de mortalidad de los veganos es superior a la de los humanos omnívoros”.

 

Según el profesor Martín, que aboga por “no luchar contra el mascotismo, sino contra la personificación de los animales”, “la prohibición de la caza sería una locura, lo mismo que cazar a lo loco también es una locura”, pero el “gran problema reside en el abandono del campo”.

Vista del Salón Europa del Senado.

Situación en la Unión Europea del Bienestar Animal

Luis de Grandes y Miguel Cid.

Después de una breve pausa para un café y antes de la segunda mesa del Simposio, tuvo lugar la intervención, en forma también de ponencia (‘Situación en la Unión Europea del Bienestar Animal’), de Luis de Grandes, europarlamentario del Partido Popular, quien nos ilustró sobre toda la normativa existente al respecto en el marco de la UE para, posteriormente, hacernos llegar su percepción sobre las corrientes que en el seno de la Unión se tienen sobre los toros de lidia, la renovación de la PAC, el debate sobre los hombres y animales, etc.

Derechos en convivencia con el bienestar animal

Ponentes y moderador de la segunda mesa del día.

Así fue el nombre que se le dio a la segunda de las cuatro mesas del I Simposio Internacional ‘Los hombres y los animales’, en la que, moderados por Miguel Cid, participaron Alonso Sánchez Gascón, abogado y escritor especializado en medio ambiente y caza, con su ponencia ‘¿Tienen derechos los animales?’; José Esteve Pardo, catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de Barcelona, con ‘La protección de los animales y la nueva orientación ecológica del Derecho’; Xavier Daverat, catedrático de Derecho Privado de la Universidad de Burdeos, con ‘Observaciones sobre la naturaleza jurídica del animal’; Juan Felipe Higuera, catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Zaragoza y fiscal del Principado de andorra, con ‘El Derecho y la presencia de animales en los espectáculos públicos’; Andrés Sánchez Magro, magistrado de lo Contencioso de Madrid, con ‘La justicia y el animalismo’; y Juan Antonio Carrillo Donaire, abogado y profesor de la Universidad de Sevilla, con ‘La protección de los colectivos culturales como minorías; el ejemplo de la tauromaquia’.

 

En una mesa de debate con un marcado corte legal, fue Sánchez Gascón, abogado muy conocido y reputado dentro del mundo de la caza, quien se encargó de ‘abrir el fuego’ al afirmar que “los animales carecen de derechos porque así lo dicen las leyes españolas. De la misma manera, el animal no tiene responsabilidades porque carece de derechos y obligaciones”. También se refirió a la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, con 31 puntos que considera “disparatados”. Eso sí, el hombre, para con los animales, ha establecido, a través de grados de protección de los mismos, prohibiciones y limitaciones mediante leyes.

 

Para el catedrático José Esteve, es en los años noventa cuando se produce una subjetivación de la naturaleza, lo que da lugar a una legislación de flora y fauna silvestres donde se convierte en sujetos las especies mediante una orientación ecológica de la legislación, que además provoca la formación de grupos que son los representantes de los animales y la naturaleza, los cuales, en la actualidad, mantienen una lucha radical. Según el también catedrático Daverat, “el animal es un bien y así lo recoge la legislación, es un ser sensible pero sin conciencia de su condición”.

Higuera, por su parte, informó de que “no existen sentencias condenatorias por maltrato animal en los circos”, de la misma manera que en los mismos “no se exhiben animales salvajes, sino criados en cautividad”. El magistrado Sánchez Magro hizo hincapié en que para que luego actúen los jueces, primero hay que legislar de forma conveniente en estos asuntos. Y para terminar, el letrado Carrillo Donaire dijo que “la pervivencia de la Fiesta no vendrá a través del blindaje de la misma, sino por su protección en base al respeto a las minorías culturales”.

Entre el público se encontraba el torero Miguel Abellán.

Hombres y animales en las tradiciones culturales y en el mundo rural

Algunos ponentes y moderador de la tercera mesa de debate.

Pasado el almuerzo, en torno a las 16:00 horas dio comienzo la tercera mesa, con el presidente de la Real Federación Española de Caza, Ángel López Maraver, como moderador y un ponente más que en las mesas de la mañana, pasando de seis a siete en las dos restantes, algunas de cuyas ponencias, como las de mesas anteriores, reproducimos en vídeos adjuntos.  

Rubén Amón, periodista y escritor, fue quien inauguró la mesa con su brillante y muy literaria ponencia ‘La deshumanización del hombre’, en la que, a partir del caso del tristemente famoso león “Cecil”, nos dejó algunas perlas del tipo: “la humanización de los animales corresponde a la deshumanización del hombre”, “en el fundamentalismo animalista tiene mucha culpa Disney” o que “el hombre moderno se relaciona con los animales de manera artificial, arbitraria y enfermiza”. Para Amón, la sociedad actual es hipócrita porque se escandaliza por la muerte de un león y nada dice de las matanzas de palomas en Barcelona. “El animalismo no parará en su delirio, por eso debemos tratar a los animales con respeto, pero como animales”.

‘Tradición y sostenibilidad en la ganadería’ fue la ponencia del presidente de la Unión de Criadores de Toro de Lidia, Carlos Núñez, que considera al “toro como un baluarte de la biodiversidad” española y “guardián de la dehesa”, un entorno de alto valor ecológico. Según Núñez, “no nos merecemos el desprecio de las administraciones y de parte de la sociedad, por eso exigimos la dignificación de los hombres y mujeres del campo”.

Vicente Barrios, presidente de la Asociación Circos Reunidos, en su ponencia ‘Exhibición de animales en espectáculos’, puso en valor el mundo del circo, afirmando que éste “no se entiende sin animales”. “El circo de evolucionar con el tiempo, pero dejando claras las falsedades que sobre él se han vertido, como el tráfico de especies, el maltrato animal o la exhibición de animales salvajes, cuando todos los que se muestran han nacido en cautividad”.         

Los dos siguientes ponentes estaban muy relacionados con la RFEC, por un lado el ingeniero forestal y director de la Escuela Española de Caza, Juan Pascual Herrera La caza, necesidad ecológica y legado cultural’), y por otro el delegado nacional de Cetrería y presidente de la Asociación Española de Cetrería, Manuel Diego Pareja-Obregón (‘La cetrería y su aportación a la conservación de especies’). También muy relacionada con la caza fue la ponencia de Carlos Sánchez García-Abad, doctor en Veterinaria y coordinador técnico de proyectos de la Fundación Artemisan (‘Caza y sociedad’), que expuso en su intervención buena parte de los resultados del estudio realizado por Deloitte y Artemisan sobre el impacto económico y social de la caza en España.

Isabel Bernardo, escritora y empresaria del mundo rural, fue, con su ponencia ‘Conservación de tradiciones y desarrollo rural’, la encargada de cerrar esta penúltima mesa, y para ello se valió del filósofo José Ortega y Gasset y de su figura “hombre-masa / hombre-muchedumbre”. Para Bernardo, “el hombre del campo tiene un sentido más equilibrado de la vida, en contraposición con el animalista, que lo ignora todo del mundo rural”. Además, sigue la escritora, “los veganos intentan alterar el orden lógico de la vida y los animalistas sólo nos hablan de muerte”.

Exigencia ética ante la vida y la muerte de los animales

Parte de los ponentes y el moderador de la cuarta mesa.

Con Rogelio Pérez Cano, director general de la Fundación José Tomás, como moderador, dio comienzo la cuarta y última mesa de debate del día, tras cuales hay que señalar que se establecían breves turnos de preguntas (escritas o a través de los micrófonos) a los ponentes por parte del público.

La primera de las intervenciones corrió a cargo del matador de toros y ensayista Raúl Galindo (‘Muerte y sufrimiento en el imaginario de un torero’), a la que siguieron las palabras de Víctor Gómez Pin, escritor y catedrático emérito de Filosofía en la Universidad de Barcelona, que en su ponencia ‘Ante la vida animal: criterios para un comportamiento acorde con la razón ilustrada’, habló del veganismo y del animalismo como religiones, como formas de espiritualidad.

A continuación le llegó el turno a Pablo Ortega, arquitecto, cazador y escritor, mediante su ponencia 'Ética de la caza', donde se refirió al animalismo como una “convulsión ideológica, argumentó históricamente que “la caza es lo que nos ha hecho humanos” y convino que no se debe defender la actividad cinegética con argumentos legales, económicos y utilitarios, señalando además que el cazador ha aunado el cazador proveedor, el deportivo y el gestor, que es el que hoy nos demanda la sociedad.

El veterinario de Las Ventas y vicepresidente de la Asociación de Veterinarios de Espectáculos Taurinos, Javier Fernández, concluyó en su ponencia ‘Bienestar animal y taurología’, que “el 99,81% del tiempo de vida de un toro de lidia es de gran bienestar animal si se compara tanto con animales salvajes como domésticos. El toro es el animal que mejor vive y el que goza de mayor bienestar animal”.                

A Fernández siguieron en el turno de palabra José Antonio Girón, catedrático de Patología Médica de la Universidad de Cádiz y jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital Puerta del Mar (‘Epidemias que han afectado al hombre a lo largo de su historia’, donde puso de manifiesto el papel vital de los animales en la resolución de enfermedades en seres humanos); Manuel Aguilar Diosdado, catedrático de Endocrinología y Nutrición de la Universidad de Cádiz y jefe de sericio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Puerta del Mar (‘Necesidades nutricionales básicas del ser humano’); y Mario Sandoval, chef dos estrellas Michelin y presidente de la Federación de Cocineros y Reposteros de España, con su ponencia ‘Potencial gastronómico de las carnes del campo', en la que se centró en la carne de toro de lidia y a la que calificó de “producto exquisito”.

Una vez finalizadas las mesas y ponencias, llegó el momento de clausurar este I Simposio Internacional ‘Los hombres y los animales: un debate de sociedad y una cuestión de derechos’, para lo cual volvieron a tomar la palabra tanto Miguel Cid como François Zumbiehl, los cuales, además de señalar el éxito de la convocatoria y el magnífico nivel de las mesas y ponentes, hicieron un breve repaso de todo lo acontecido durante el día en el espectacular Salón Europa del Senado y leyeron un comunicado final que incluimos en adjuntos.

(Texto, fotos y vídeos: José María García Medina).